, ,

Ayudas para la rehabilitación energetica de edificios

Ayudas para la rehabilitación energetica de edificios

Ayudas para la rehabilitación energetica de edificios

www.solamaza.es

Ayudas para la rehabilitación energetica de edificios

Ayudas para la rehabilitación energetica de edificios

Programa de ayudas del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Tipología de actuaciones:
  1. Mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica.
  2. Mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas e iluminación.
  3. Sustitución de energía convencional por energía solar térmica.
  4. Sustitución de energía convencional por energía geotérmica.
Beneficiarios:
  • Edificación construida antes del 2007.
Subvención:
  • Sustitución de energía convencional por energía geotérmica: hasta un 30%
  • Si se hace una actuación conjunta con mejora de la envolvente o mejora de instalaciones térmicas (placas fotovoltaicas para la geotermia): hasta un 45 %
Financiación el 60%
  • Tipo de interés: Euribor + 0,0 %
  • Plazo máximo de amortización de los préstamos: 12 años (incluido un período de carencia opcional de 1 año).
Área de negocio
  • Proyectos de climatización residencial e industrial.
  • Equipo de profesionales altamente cualificados compuesto por Ingenieros, Geólogos, Instaladores y Servicio Técnico, con una amplia experiencia acumulada, a lo largo de los años de actividad en proyectos nacionales.
Empresa líder en sistemas geotérmicos
  • Ingeniería energética especialista en energía geotérmica. Líder en sistemas de alta eficiencia.
  • 12 años de experiencia en instalaciones de geotermia.
  • Más de 180 instalaciones geotérmicas realizadas. Posiblemente la empresa con mayor número de instalaciones del mercado.
  • Estudio técnico, cálculo del coste e instalación geotérmica.
  • Estudio de las actuaciones de mejora envolvente térmica más eficiente.
  • Estudio e instalación de placas fotovoltaicas.
  • Estudio económico de las actuaciones planteadas.
  • Gestión de la solicitud de las ayudas.
  • Ayudas para la rehabilitación energética de edificios, GRUPO SOLAMAZA, somos una empresa especializada en la realización de envolventes de edificios y rehabilitación de fachadas y casas pasivas con el mayor ahorro energético.
  • póngase en contacto con nosotros para mayor asesoramiento o presupuesto de cualquier obra a realizar.
  • 942500486 o 697168727.
  • info@solamaza.es
,

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Grupo Solamaza realizo la colocación de una chimenea para comercios y negocios  en la Calle Padre Rabago Nº18 en Santander

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Para la realización de estos trabajos es importante utilizar las herramientas mas adecuadas debido a la necesidad en muchos casos de la utilización de alguna polea para poder subir materiales de bastante peso, estas chimeneas se colocan ancladas con las fijas correspondientes que indica el fabricante mediante anclajes metálicos a la fachada, algunas veces es necesario anclaje químico dependiendo de como este el estado de la pared.

Realizamos todo tipo de reforma exterior e interior mediante técnicas de alpinismo, pintura de patios de luces, salidas de humo, fachadas, tuberías de agua, desbroces etc….

Para cualquier consulta o presupuesto gratuito contacte con nosotros en el teléfono 942500486 o envienos un correo electrónico a la dirección info@solamaza.es y nos pondremos en contacto lo mas rápido posible.

 

A continuación les dejamos algo de información de interés a cerca de los trabajos verticales para los mas aficionados:

http://www.granvertical.com/artificial-trabajos-verticales/

La progresión en artificial es una de las maniobras más técnicas dentro del ámbito profesional de los trabajos verticales. En este artículo repasamos dos de las más utilizadas—progresión con aseguramiento dinámico y mediante elementos de amarre— y analizamos el encaje normativo tanto del propio sistema de protección como del material utilizado.

Lo que comúnmente denominamos “escalada artificial” es un conjunto de técnicas de progresión empleadas principalmente en el ámbito deportivo pero que ha sido adoptado por la industria de los trabajos verticales desde el principio. Consiste básicamente en progresar vertical u horizontalmente sobre puntos de anclaje con la ayuda de estribos.

Su denominación original, “escalada en artificial”, responde a la necesidad de diferenciar dos tipos de progresión en pared en el ámbito deportivo: la escalada libre y la escalada artificial.

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

La escalada libre es aquel tipo de escalada en el que el uso de material (cuerda, mosquetones, anclajes, etc) sirve únicamente como medio de protección pero nunca de progresión. Aquí el escalador progresa por la roca ayudándose únicamente de pies y manos sin agarrarse o apoyarse en ningún momento en el material.

Al contrario, la escalada artificial es aquel tipo de escalada en la que el escalador utiliza el material (cuerdas, anclajes, mosquetones, estribos, empotradores, uñas, etc) no solo para su protección en caso de caída pero también para progresar. Esto en la práctica permite subir paredes prácticamente lisas por las que no es posible subir en libre simplemente por falta de agarres.

En trabajos verticales se utiliza el artificial, por ejemplo, para progresar horizontalmente por debajo de una estructura metálica, o para ascender por un paramento vertical. En ambos casos se utilizan anclajes que bien pueden ser fijos (o de tipo A1 según las tipologías contempladas por la EN 795:2012) o temporales (de tipo B).

Las técnicas de progresión en artificial abordadas en este artículo —progresión con aseguramiento dinámico y progresión mediante elementos de amarre— tienen la particularidad de que no encajan del todo en ninguno de los cinco sistemas de protección contra caídas contemplados por la EN 363 (Retención, Sujeción, Anticaídas, Acceso mediante cuerda, Salvamento). Al contrario de lo que pueda parecer, no constituyen un método de acceso por cuerda, y por tanto no le son de aplicación los requisitos legales y normativos del mismo.

Por ejemplo, en el artificial con cuerda dinámica —ver más abajo— no es obligatorio el uso de dos cuerdas ni tampoco de un sistema anticaídas normalizado (esto es, contemplado en la norma EN 363 sobre sistemas de protección contra caídas y basado en dispositivos deslizantes, retráctiles, o con absorbedor): es la propia cuerda la que actúa como dispositivo anticaídas.

Y es que este sistema de detención de caídas se encuentra fuera del ámbito de aplicación de dicha norma, lo que pone de relieve que las normas técnicas deben ser siempre un medio y no un fin a la hora de concretar medidas correctoras como respuesta a la evaluación de riesgos.

Algo parecido ocurre con el artificial sobre elementos de amarre: de nuevo aquí el sistema no encaja completamente en ninguno de los sistemas de la EN 363. Más bien se compone de dos de ellos, sujeción y anticaídas, siempre y cuando se utilicen dispositivos normalizados.

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Aquí existe cierta controversia respecto a la elección del tipo de elemento de amarre adecuado para este tipo de progresión: ¿deben utilizarse dispositivos bajo norma EN 354 o pueden usarse también otros EPI con norma distinta, como por ejemplo los cabos confeccionados con cuerda EN 892? ¿Y qué hay de los cabos regulables?

Los cabos de anclaje confeccionados por el propio usuario con cuerda dinámica, también conocidos como cowtails (o colas de vaca), son muy utilizados por técnicos y centros de formación IRATA. Al contrario de lo que se pueda pensar, IRATA no impone su uso, sino que también permite/recomienda el uso de elementos de amarre normalizados.

Su ventaja respecto a los cabos normalizados es su alta capacidad de absorción, gracias en gran medida a que están confeccionados con nudos.

Respecto a la “legalidad” del uso de estas cowtails, debemos diferenciar entre incumplir una norma (recordemos que, aunque recomendables en un 99% de los casos, las normas técnicas son voluntarias pero no obligatorias) e incumplir una Directiva, una Ley o un Real Decreto, todos ellos de obligado cumplimiento.

Las denominadas cowtails no cumplen con la norma EN 354, pero están confeccionadas con cuerda dinámica, un EPI de categoría 3 con marcado CE y norma EN 892. Es más, su confección está amparada nada menos que por la Directiva 686/89/CEE, el mayor referente europeo sobre EPIS. En su Guía para la aplicación de la Directiva del Consejo 89/686/CEE de 21 de diciembre de 1989 sobre la aproximación de las leyes de los Estados Miembros relativas a los equipos de protección individual (por desgracia sólo disponible en inglés). En el apartado de clasificación de EPI para la protección contra caídas de altura (página 90), este documento elaborado por la Comisión europea aclara:

…The categorisation is not influenced by the fact that the equipment is factory made/assembled or produced/assembled by the (employer) user himself, e.g. double lanyards.

…La clasificación [como EPI] no se verá afectada por el hecho de que el equipo sea manufacturado o elaborado/confeccionado por el propio usuario (la empresa), p.ej. elementos de amarre doble.

En cualquier caso, no está de más recordar que hoy día existen elementos de amarre EN 354 que aportan un nivel de seguridad suficiente—fabricados con cuerda dinámica— para realizar esta maniobra, ¡así que la elección estás en tus manos!

Si quieres profundizar sobre este tema te recomiendo la lecturas de este post: Caídas sobre elementos de amarre sin absorbedor: qué dicen los ensayos

En el ámbito profesional son dos las técnicas de progresión en artificial más extendidas:

  • Artificial con elementos de amarre.
  • Artificial con cuerda dinámica.

Si bien personalmente prefiero la primera en la mayoría de las situaciones—no todas como veremos más adelante—, ambas tienen ventajas e inconvenientes que repasaremos a continuación.

El principio básico de esta técnica es sencillo: utilizar tres elementos de amarre independientes de manera que siempre estemos conectados/suspendidos a un mínimo de dos durante la progresión, cumpliendo de este modo el requisito básico de redundancia. Por elemento de amarre independiente entendemos un elemento con dos terminales, uno conectado al punto de anclaje y otro a la anilla del arnés.

Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Esto es importante porque de entrada descarta los elementos de amarre dobles: estos tienen dos terminales en un extremo y uno en el otro, con lo cual, aún estando conectados a dos anclajes independientes, realmente estaríamos colgados de un solo punto (si falla la conexión con el arnés—maillón abierto, mosquetón mal cerrado etc— falla todo el sistema).

También es fundamental que estos elementos de amarre estén fabricados con cuerda dinámica ya que son los únicos que garantizan una fuerza de choque suficientemente baja en caso de caída. Aunque estos cabos no están diseñados para detener caídas dentro de un sistema anticaídas, muchos fabricantes permiten utilizaciones en situaciones con factor de caída comprendido entre 0,5 y 1. Si te decantas por elementos de amarre normalizados lee atentamente el folleto.

➔Material

Aquí las opciones en cuanto elección de equipo son varias:

• Usar 3 elementos de amarre normalizados hechos de cuerda dinámica independientes conectados a anilla ventral. Utilizaremos dos largos y uno corto. Los cabos largos deben tener una longitud tal que podamos alcanzar el mosquetón del terminal estando suspendido de ellos, mientras que el cabo corto no deberá superar los 30 cm mosquetones incluidos. Tanto en ésta como en las dos configuraciones siguientes, trabajaremos suspendidos del cabo corto mientras que los cabos largos actuarán como respaldo.

• Usar 3 elementos de amarre tipo cowtail conectados a la anilla ventral confeccionados con una cuerda dinámica de al menos 10,5 mm de diámetro. A mayor diámetro mayor fuerza de choque pero menor riesgo de corte de cuerda. Aquí podemos optar por 3 cabos independientes o por el sistema de cowtails empleado por IRATA.

En este caso también utilizaremos dos largos y uno corto con las mismas longitudes que en el ejemplo anterior. Es recomendable hacer uno un poco más largo que el otro (unos pocos centímetros) para evitar una caída sobre ambos cabos a la vez en caso de estar conectados a la misma altura.

En efecto, la fuerza de choque de una cuerda dinámica con nudos en los extremos en factor 1 ronda los 5 kN en simple (7-8 kN en el caso de los elementos de amarre bajo norma EN 354 con terminales cosidos), pero puede multiplicarse prácticamente por dos estando en doble.

• La tercera opción, recientemente adoptada por ANETVA, es la de utilizar un cabo corto en la anilla ventral y dos cabos con absorbedor conectados en la anilla esternal. A mi entender es una solución muy coherente ya que si los cabos largos van a servir para detener una posible caída, qué mejor que utilizar dispositivos bajo norma EN 355 (especialmente diseñados para detener caídas) conectados a la anilla esternal del arnés. El único pero es que, a diferencia del sistema utilizado por IRATA, es necesario añadir dispositivos (los elementos de amarre con absorbedor) al equipo que ya llevamos encima, aunque eso nunca debería suponer un problema

• Una última solución (abordada aquí, pues configuraciones hay muchas) sería utilizar 2 elementos regulables (tipo Grillon) conectados a la anilla ventral y un elemento de amarre con absorbedor de energía conectado a la anilla esternal. Este sistema simplifica mucho la progresión ya que permite permanecer suspendido en todo momento de los elementos de amarre sin necesidad de subirse a los estribos.

CLAVES

• Posición de inicio con cada cabo conectado a un anclaje diferente.• Los anclajes podrán ser fijos (estructurales o 795 A1) o temporales. En cualquier caso dichos anclajes deberán contar con un mosquetón, que es al que conectaremos nuestros cabos.

• La distancia ideal entre anclajes para progresar tanto vertical como horizontalmente será de 50-60 cm.

• No nos saltaremos ningún anclaje. Recuerda la distancia máxima entre anclajes también será la distancia máxima entre cabos.

• En progresiones horizontales usaremos dos estribos, cada uno conectado al mosquetón del cabo largo. De esta manera, no tendremos que preocuparnos de moverlo durante la progresión. Colocaremos un pie en cada estribo de manera que éstos queden por el exterior de la pierna: la estabilidad será mucho mayor que si lo llevamos por la ingle.

• Elegir el peldaño adecuado de modo que estando la pierna sin flexionar, seamos capaces de conectar el cabo corto al anclaje al que queremos ir. Si nos subimos mucho, la maniobra será muy física, y si nos quedamos bajos, simplemente no podremos progresar.

El cabo corto nunca irá por delante o por detrás de los cabos largos, sino en medio.

• No nos quedaremos nunca suspendidos de un solo anclaje. Y sí, quedarse colgado con dos o más cabos a un único anclaje es quedarse a un punto! ☺

• Los cabos largos los moveremos siempre estando suspendidos del cabo corto. Sólo nos subiremos a los estribos para mover el cabo corto.

➔Secuencia (progresión horizontal)

  1. Suspendidos del cabo corto y con un cabo largo conectado a cada lado (3 puntos), movemos el cabo largo trasero al mismo anclaje del cabo corto (2 puntos) .
  2. Subidos a los estribos, movemos el cabo corto al anclaje del cabo largo delantero.
  3. Suspendidos del cabo corto, movemos el cabo largo delantero al siguiente anclaje.
  4. Repetir la secuencia desde el paso 1.
Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

Como podemos ver es una maniobra bastante sencilla, aunque también es muy fácil despistarse y quedarse suspendido de un punto. De hecho, es una de las maniobras que más suspensos provoca en los exámenes de IRATA…

Esta técnica es muy similar a la que se da en el ámbito deportivo: básicamente consiste en la progresión de anclaje a anclaje mediante estribos, pero asegurados esta vez, no mediante el uso de elementos de amarre, sino por una cuerda dinámica, como lo haríamos en una vía de escalada.

Lo más habitual aquí es progresar sobre anclajes fijos tipo EN 795 A1. También es habitual tener que ir instalando esos anclajes conforme se va subiendo, normalmente anclajes expansivos de métrica 12.

A diferencia del sistema anterior, el artificial con cuerda dinámica permite una progresión con anclajes más espaciados: en lugar de los 50-60 cm del artificial con elementos de amarre, aquí podemos irnos perfectamente a 1metro o 1,2 m (incluso más si te subes mucho al estribo) entre anclajes. Esto puede suponer una ventaja importante si tenemos que subir equipando un paramento o una estructura de, por ejemplo, 30 metros: no es lo mismo tener que meter 25 anclajes expansivos que 60…

En contrapartida la maniobra de rescate en caso de emergencia puede resultar bastante más complicada que con el sistema anterior. Es por ello que recientemente, ANETVA, durante los seminarios técnicos celebrados recientemente, decidió eliminarla de sus contenidos evaluables y mencionarla como técnica a valorar.

Aclarar aquí que no es que no exista un plan de rescate eficaz para esta situación—lo hay— sino que resulta bastante más complicado que el que se daría con la técnica anterior.

➔Material

Cuerda EN 892
Esta técnica se basa en el aseguramiento con una cuerda dinámica. En Europa, estas cuerdas deben llevar marcado CE y cumplir con la norma EN 892. Su coeficiente de alargamiento estático ronda el 10-11% —contra el 3-5 de una cuerda semiestática bajo norma EN 1891A— mientras que el dinámico no debe superar el 40 % (a rotura), aunque generalmente se sitúa en torno al 30 %.

Si bien el uso de las cuerdas dinámicas es fundamentalmente deportivo, no tiene sentido—sería incluso peligroso— utilizar aquí una cuerda de uso industrial—de bajo coeficiente de alargamiento, EN 1891A— un ejemplo más de que los equipos normalizados diseñados para el sector profesional no siempre responden a las necesidades reales del sector.

Descensor/asegurador EN 12841 C
Aunque existen dispositivos deportivos diseñados para asegurar a un primero de cuerda, en este caso muchos de los descensores de uso profesional con norma 12841 C (recordemos que esta es la única norma técnica específica para trabajos verticales) permiten un aseguramiento seguro y eficaz, por lo que es altamente recomendable decantarse por esta opción.

Cintas exprés EN 362-566
Muy similares a las que se utilizan en escalada, con la diferencia que aquí los mosquetones tiene cierre de seguridad (EN 362). Se compone de dos mosquetones y una cinta textil (EN 566) que conecta ambos.

La maniobra implica la participación de dos personas: una que realiza la progresión (“escalador”) y otra que la asegura (“asegurador”).

  • Secuencia – progresión vertical

1. El asegurador instala la cuerda en el descensor y recupera el sobrante de manera que el metraje de cuerda entre asegurador y escalador sea el mínimo.

2. El escalador conecta el estribo al mosquetón superior de la cinta exprés y se sube a él colocando un pie en el estribo y cruzando el otro por delante (entre la pared y el pie que pisa el estribo). De esta manera se consigue una posición de equilibrio que permite soltar ambas manos en caso de necesidad (por ejemplo para meter el anclaje expansivo con la maza).

3. Conecta el cabo corto al mosquetón superior de la cinta exprés para liberar la tensión de la cuerda.

4. Subido al estribo, coloca una nueva cinta exprés en el siguiente anclaje, pide cuerda al asegurador y la conecta al mosquetón inferior. El asegurador anticipa el movimiento y está listo para dar cuerda justo antes de que el escalador la pida.

5. Una vez el escalador ha conectado la cuerda en la cinta exprés, el asegurador recupera inmediatamente todo el sobrante de cuerda y sujeta el peso del escalador sentándose en su arnés.

6. Repetir la secuencia.

CLAVES
Colocación de chimeneas en Cantabria

Colocación de chimeneas en Cantabria

• Es importante que exista una buena comunicación entre escalador y asegurador. El asegurador debe estar atento a cualquier solicitud por parte del primero de cordada.• El asegurador no debe colocarse inmediatamente debajo del escalador, sino ligeramente hacia un lado. De esta manera evitamos que el escalador pueda caernos encima en caso de caída en los primeros metros.

• Tampoco debe situarse muy lejos de la pared, ya que en caso de caída saldrá catapultado hacia ésta alargando considerablemente la caída del compañero.

• La longitud de cuerda entre asegurador y escalador debe ser siempre la mínima posible. Durante los “chapajes” (acción de pasar la cuerda por la cinta exprés) el asegurador debe anticiparse al escalador y dar cuerda justo antes de que la pida. Una vez pasada la cuerda por la cinta exprés debe recoger inmediatamente todo el sobrante para minimizar la longitud de una posible caída.

Las técnicas de progresión en artificial son relativamente comunes en determinados ámbitos del sector profesional y deben ser dominadas perfectamente por todo técnico vertical. Aunque la mayoría de estándares formativos de trabajos verticales (ANETVA, IRATA, SPRAT, FISAT, SOFT…) las incluyen en su programa formativo, no constituyen una técnica de acceso por cuerda como tal. De un nivel técnico asequible (IRATA las incluye desde el nivel 1 y ANETVA desde el 2), requieren orden y rigor para ser ejecutadas con seguridad y, una vez dominadas, suponen una de las maniobras más divertidas que te puedas encontrar, así que… ¡a entrenar!

 

Colocación de chimeneas en Cantabria

 

 

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

GRUPO SOLAMAZA Empresa lider en la realizacion de trabajos verticales, restauracion de edificios, pintura de patios de luces y albañileria en general.

Pidanos presupuesto y nuestros tecnicos visitara su domicilio para valorar economicamente su obra y realizar el estudio sin coste.

O llamenos directamente a los telefonos:       942500486

                                                      697168727

A continuacion les facilitamos informacion de interes en relacion a los trabajos verticales:

www.granvertical.com

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Puede ser porque la crisis ha bajado los salarios o los ha dejado congelados en el mejor de los casos. Puede ser que tu sed de aventuras te haga buscar nuevos horizontes. O que estés cansado de pintar ese patio de vecinos por enésima vez… Por cualquiera de estas razones, más las que se te ocurran a ti, la idea de trabajar fuera de España y especialmente en el sector Offshore (es decir, en alta mar) puede haberse convertido en tu meta. Si no sabes por dónde empezar este es tu artículo.

NOTA: Ten en cuenta que este artículo se centra en los requisitos para trabajar en el mar del Norte o para empresas europeas en cualquier lugar del mundo… Otras empresas en América, Australia o Asia pueden tener otros requisitos. Si tu objetivo está en esos países entérate directamente en las empresas a las que vas a solicitar trabajo.

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Las dos industrias con estructuras instaladas offshore más importantes para un trabajador vertical son la de los hidrocarburos (gas y petróleo) y la de la energía eólica. Si ya tienes experiencia en cualquiera de estos sectores tu elección es más fácil, aunque nunca es demasiado tarde para cambiar de sector si las circunstancias lo aconsejan.

El petróleo ha sido la industria pionera en el mundo offshore. Durante años ha requerido una creciente mano de obra verticalera que ha ido realizando cada vez más tareas de mantenimiento de las plataformas, tanto en el mar cuando están en producción, como cuando son llevadas a puerto para su reparación. Ensayos no destructivos, limpieza y repintado de la estructura, o complejas maniobras de rigging para cambiar piezas vitales en su funcionamiento son tareas que podemos realizar con cuerdas y que ahorran en tiempo y dinero.

Los sueldos por jornadas de 12 horas siempre han sido suculentos y en un par de semanas fácilmente podías ganar lo mismo que en tres meses de trabajo en tierra. Sin embargo, desde el año 2014 y hasta el momento en el que se escribe este artículo (junio de 2017), los precios de los combustibles fósiles se mantienen relativamente bajos y numerosas consignatarias han optado por dejar en el dique seco decenas de plataformas tanto en el mar del Norte como en África, muchas simplemente se están desmantelando. La demanda de profesionales ha caído hasta el punto que muchos han optado por reciclarse y probar suerte en el cada vez más importante sector eólico. Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Las energía obtenida a través del viento está aquí para quedarse, ha superado la barrera decisiva de la rentabilidad y no dejan de nacer proyectos desde Asia hasta Estados Unidos. No por casualidad, Europa concentra el mayor número de instalaciones offshore (sobre todo Reino Unido y Alemania). Para los que nos dedicamos al acceso por cuerda, el mantenimiento y reparación de las palas, los Ensayos No Destructivos (aunque en menor demanda que en la industria petrolífera) y diversas tareas de instalación y mantenimiento, brindan excelentes oportunidades para encontrar un empleo que, aunque con salarios menos atractivos que los de la energía fósil, siguen siendo muy tentadores comparados con los que solemos manejar en nuestro país.

Siempre que me preguntan por qué cursos hacer para poder trabajar offshore, tengo la misma respuesta: primero obtén un buen inglés si no lo hablas. Para trabajar es imprescindible poder comunicarte. En el mundo offshore lo normal es que formes parte de un equipo en el que tus compañeros provengan del Reino Unido, Polonia, Dinamarca, Portugal, etc. El idioma oficial de tu trabajo será el inglés. No vale con “defenderse” hace falta hablarlo lo suficiente como para evitar malentendidos que en nuestro oficio pueden suponer un problema grave de seguridad o de resultados en el trabajo a realizar.

Necesitarás hablar por teléfono en inglés para poder negociar una oferta de trabajo. Necesitarás entender al compañero que habla por la radio… En definitiva, necesitas un buen nivel de inglés y si no lo tienes, mi consejo es que no te gastes dinero en ningún curso hasta que no logres tenerlo.

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

La mejor manera de obtener un nivel aceptable en el idioma de Shakespeare es ir una buena temporada a algún país de habla inglesa. Si ya vas con tu certificado de IRATA, entonces puedes empezar trabajando en mantenimiento de edificios (pintura, pero sobre todo limpieza de cristales). Mejor no ir en los meses de invierno, en los que el trabajo escasea incluso para los locales. Primavera y verano son excelentes épocas para dar el salto, ya que se realizan más tareas de mantenimiento en edificios y no es difícil encontrar trabajo. Intenta estudiar lo más básico del idioma.

Emigrar es un trago amargo, pero tras unos meses dominarás más del idioma de lo que te imaginaste al principio. Ver pelis o series en versión original subtituladas en español primero y más adelante en inglés, también son de gran ayuda. Si vas con un conocimiento previo, aunque sea el que puedes obtener en una academia, esto te resultará de gran ayuda al principio, pero no te limites al inglés de academia o escuela de idiomas, necesitas hablar la jerga de los trabajadores.

BOSIET, GWO, IRATA, Blade Repair B, Ensayos no destructivos, Rigger, etc. Estos nombres les sonarán a algunos y para otros son completos desconocidos. Resulta increíblemente fácil gastarse 5.000 o 9.000 € en unos cuantos cursos que al cabo de dos o tres años habrán caducado y no te valdrán para nada. Para colmo, algunos centros de formación venden la idea de que haciendo sus cursos tienes medio camino andado hacia un trabajo en este mundo. Nada más lejos de la realidad.

Pensemos un poco… ¿Conoces algún trabajo en el que sacándote unos cuantos cursos que no llegan a ocupar en total ni un mes y sin experiencia previa te vayan a dar una oportunidad? La respuesta es que no, no es así de fácil. Lo mejor es tomarse esto como una carrera de dos o tres años y si hay cursos que caducan pasados tan sólo dos años, tal vez lo mejor sea esperar al momento adecuado para hacerlo. Además, nadie te va a pagar por lo bien que te mueves en las cuerdas, es fundamental que sepas hacer algún tipo de labor de mantenimiento de las que requieren tanto la industria eólica como la del petróleo.

Como comentaba al principio, la industria petrolífera no atraviesa su mejor momento, pero puede ser tu mejor opción si ya tienes experiencia en el sector de las refinerías por ejemplo y ya cuentas con títulos de Ensayos No Destructivos (siempre que seas nivel 2, de lo contrario no te van a servir de mucho) o seas Rigger.

Empresas de trabajos verticales en Cantabria dedicadas a todo tipo de reparaciones con tecnicas de alpinismo.

A continuación puedes ver un listado con los cursos más interesantes según la industria a la que te vayas a enfocar:

Cursos y certificados específicos Oil & Gas

BOSIET

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Para trabajar en la industria petrolífera offshore hay un curso de seguridad básico que es el BOSIET (Basic Offshore Safety Induction & Emergency Training). Este curso incluye el entrenamiento para escapar de un helicóptero sumergido HUET (Helicopter Underwater Escape Training). Mucho ojo, si pretendes trabajar en el Mar del Norte y en algunos otros destinos (pero esto dependerá de la empresa) el único curso reconocido será el expedido por OPITO.

En España hay dos centros que expiden esta certificación. En Aberdeen (Escocia), hay numerosos centros donde hacerlo y a menudo hay ofertas, el problema suele ser encontrar vuelo y alojamiento a un precio decente. Una opción interesante es ir a Newcastle (Inglaterra), con vuelos y alojamiento más baratos.

MIST

Si pretendes trabajar para una empresa inglesa o que trabaje en Reino Unido es más que probable que te exijan el Minimal Industrial Safety Training (MIST). Es un curso de seguridad básico para trabajar en la industria petrolífera en ese país. También lo expide OPITO. Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Cursos y certificados específicos para la industria eólica

Módulos GWO

La Global Wind Organization es una asociación de las principales empresas fabricantes y explotadoras de aerogeneradores. En su día cada empresa exigía sus cursos propios, tras crearse el standard GWO, todas acuerdan aceptar dichos cursos como válidos, lo cual no excluye que puedan requerir cursos específicos según la tarea a desarrollar. Los cuatro módulos mínimos para poder tan siquiera entrar en un aerogenerador son:

  • Trabajos en Altura (independientemente de que tengas IRATA, siempre vas a necesitar este módulo). Dura dos días
  • Primeros auxilios. De día y medio de duración.
  • Manipulación de cargas. Medio día de duración.
  • Prevención ante el fuego. También de medio día.

Si tienes planeado trabajar offshore necesitarás el módulo de Supervivencia en alta mar. Actualmente, todos estos cursos se pueden realizar en España por un precio bastante bueno y no hay necesidad de viajar fuera.

Es creciente el número de plataformas que actúan como subestaciones y están situadas en parques eólicos situados a muchas millas de la costa, por lo que el transporte se realiza en helicóptero, en estos casos, el curso requerido es el BOSIET de OPITO, del que hemos hablado anteriormente.

Reparador de palas BLADE REPAIR B

Hay muchos cursos de reparador de palas en el mercado, aunque afortunadamente algunos menos que hace unos años. Por supuesto si vas a trabajar para un fabricante de molinos que tiene su propio curso, no te quedará más remedio que realizar ese curso (es el caso de GAMESA).

Si tu objetivo es trabajar para el espectro más amplio posible de compañías, la mejor (y casi diría que la única realmente reconocida) es el curso denominado Blade Repair B que ofrece AMUSYD en Ribe, Dinamarca. Ronda los 2.000 Euros y hay que sumarle las tres semanas de estancia y el viaje a Billund, el aeropuerto más cercano. Un coche de alquiler es muy recomendable.

Para que los gastos no se disparen, es muy recomendable juntar un grupo de 3 a 5 personas y alquilar un apartamento por días y el coche. El curso tiene una altísima demanda y es necesario reservar con meses de antelación.

Cursos y certificados comunes a la eólica y oil & gas

IRATA

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

El certificado de acceso por cuerda más reconocido en el mundo entero es este. No voy a entrar en este artículo en si otras certificaciones son válidas o no, dejémoslo en que no es imposible trabajar sin IRATA fuera de España, pero es francamente difícil a día de hoy y en mi opinión, no tiene visos de cambiar en un futuro próximo.

Consta de tres niveles:

  • El nivel 1 es el de iniciación, te convierte en apto para trabajar como técnico de acceso por cuerda, pero siempre bajo la supervisión de un nivel 3.
  • El nivel 2 permite al técnico realizar tareas más complicadas e incluso instalar cuerdas (que deberán ser supervisadas por un nivel 3).
  • El nivel 3 juega el papel de supervisor. La responsabilidad de la seguridad de los niveles 1 y 2 que trabajan en el equipo recae sobre sus hombros y es el encargado de planificar y dirigir el trabajo y hacerlo de forma segura.

En España hay varios centros y además ofrecen un muy buen nivel de entrenamiento. Si comparas los precios con los del reino Unido verás que allí son mucho más baratos, sin embargo, salvo que tu nivel de inglés sea muy bueno y estés muy seguro de tu nivel como trabajador vertical no te recomiendo ese viaje.

Casi (pero no todos) los centros en España ofrecen 5 días de entrenamiento más el día de examen (asegúrate de que el que contrates te ofrece esa posibilidad). En el Reino Unido son 4 días de entrenamiento y el día de examen. Ese día extra de entrenamiento explica en parte por qué los centros certificados por IRATA en España tienen un porcentaje de aprobados mucho más alto que en Reino Unido.

Si estás leyendo este artículo y ya eres IRATA, te recomiendo que lleves siempre actualizado el Logbook —libro de registro donde el técnico debe apuntar las horas de trabajo realizadas en cuerdas—, son muchos los que no le dan la importancia que algunas empresas y sobre todo algunos niveles 3 le dan. Cuando te pidan el Logbook para ser revisado, puede ser tarde para lamentarlo.

OGUK Medical

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Es un certificado médico expedido por Oil & Gas UK. Hasta hace unos pocos años era imposible obtenerlo en España. Afortunadamente hoy existen varios centros acreditados en nuestro país. Dura 2 años y a pesar de tener su origen en la industria petrolera, también es el requerido en la eólica Offshore. Si haces una búsqueda con las palabras “OGUK medical locations, accederás a la página oficial y encontrarás el centro médico autorizado más próximo. En Marzo de 2017 es posible obtener el OGUK medical en A Coruña, Torremolinos, y Mallorca.

¿Qué es un rigger? ¡Pues el profesional del rigging!

Bromas aparte, el rigging tiene una difícil traducción al español, pero podríamos decir que es la profesión dedicada a instalar sistemas de tracción mecánica (mediante eslingas, poleas, polipastos, etc) para la instalación de piezas más o menos pesadas en la industria. En la industria del petróleo los riggers tienen una posición principal dentro de las plataformas petrolíferas, en la eólica tienen un papel más reducido, pero se suele contar con ellos en determinadas instalaciones, sobre todo en la puesta a punto de las subestaciones.

Hay dos certificaciones que cuentan con amplio reconocimiento: NVQ y (una vez más) OPITO. En ésta última, se obtiene primero el nivel 1 (stage 1), tras un periodo de experiencia que se registra en un cuadernillo (log-book), se es nivel 2. Al cabo de un año o por demostrada experiencia se puede acceder el Stage 3 (aquí el porcentaje de suspensos en el examen anda por el 50%).

Otros certificados relativos al rigging, aunque más vinculados con los trabajos que implican grúas son Banksman & Slinger y Lifting & Hoisting.

También está relacionado el certificado de Inspector de equipos de elevación (grúas, material para rigging…) conocido en sus siglas en Inglés como lEEA Inspector. No hay una gran demanda, pero cuando la hay es bastante interesante.

Inspector de Ensayos No Destructivos (END)

También conocidos en Ingles como NDT, consisten en la realización de ensayos para conocer el estado de un material (generalmente un metal), ya sea en su estructura continua o en la soldadura. Existen diversos métodos de END que se aplican en la industria:

  • Inspección visual
  • Radiografía
  • Ultrasonidos
  • Emisión Acústica
  • Líquidos penetrantes
  • Partículas magnéticas
  • Corrientes inducidas

    Tightening and Bolting

    Es un curso cada vez más interesante que capacita para el tensionado correcto de tornillería industrial con herramientas hidráulicas o manuales. Sí, va de apretar tornillos… Está teniendo una interesante demanda en al industria eólica, en el mantenimiento de los tornillos que unen las partes de la torre. Empresas de trabajos verticales en Cantabria

    Pintor

    En España este trabajo no suele requerir de ninguna titulación, pero si quieres trabajar fuera, es más que probable que te exijan el certificado de OPITO de Blaster and Painter.

    Inspector de pinturas

    Empresas de trabajos verticales en Cantabria

    Empresas de trabajos verticales en Cantabria

    Es el profesional que certifica que un trabajo de pintura se ha llevado conforme al procedimiento, lo cual conlleva una gran responsabilidad. Hay dos certificaciones a destacar NACE (de origen norteamericano) e iCORR. Finalmente parece que la que más se está imponiendo en el mercado es NACE. En España es posible obtenerla, aunque no se organizan demasiados cursos al año. Tras un período en el que parecía que iba a haber una gran demanda de Inspectores de pintura, esta parece estancada y no parece la opción más aconsejable en este momento.

    ¿Y ahora qué?

    ¿Ya te has dejado la pasta en los cursos? Pues no te creas que ya eres un magnífico profesional listo para trabajar mañana mismo y sobretodo, no esperes que te lluevan las ofertas. Debes plantearte esta profesión en serio, como decía anteriormente, como una carrera de dos o tres años. Hazte un buen Curriculum Vitae en Inglés, no se trata de traducir el que tienes en español, estudia los estilos que se usan en esa cultura. El mío me llevó meses de búsqueda hasta que conseguí tener la idea para hacer uno del que sentirme orgulloso.

    Hazte un buen perfil en Linkedin y por favor, no pongas “en búsqueda de trabajo o nuevas oportunidades”. Haz contactos interesantes para el tipo de trabajos que estás buscando.

    Empresas de trabajos verticales en Cantabria

    Empresas de trabajos verticales en Cantabria

    No te vendas barato por obtener una oportunidad de entrar en este mundo. No hay peor forma de entrar que devaluarte a ti mismo y a nuestra profesión. Hay que ser pacientes, si esta temporada no lo consigues, persevera, la oportunidad llegará si has caminado por el camino correcto. La solución a un sendero equivocado no es tomar atajos.

  • Empresas de trabajos verticales en Cantabria

Casas pasivas en Cantabria

Casas pasivas en Cantabria

Casas pasivas en Cantabria

La Directiva Europea 2010/31 exige a los estados miembros de la Unión que todos sus edificios públicos a partir del 31 de diciembre del 2018 sean Edificios de Consumo Casi Nulo (ECCN), y que todos los edificios sin excepción lo sean a partir del 31 de diciembre de 2020.

Casas pasivas en Cantabria

Casas pasivas en Cantabria

El  23 de junio del 2017 se publicaba en el BOE la Orden FOM/588/2017, de 15 de junio, por la que se modifican el Documento Básico DB-HE “Ahorro de energía” y el Documento Básico DB-HS “Salubridad”, del Código Técnico de la Edificación, aprobado por Real Decreto 314/2006, de 17 de marzo.

Esta modificación de los Documentos Básicos DB-HE y DB-HS del CTE, viene derivada de la necesidad de dar respuesta al Dictamen abierto por la Comisión Europea por a su entender, una incorrecta trasposición de España de la Directiva 2010/31/UE, y tiene los siguientes objetivos concretos:

  • Adaptar su contenido a lo establecido en la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 19 de mayo de 2010 de eficiencia energética de los edificios.
  • Converger con el procedimiento para la certificación energética de edificios definido en el Documento Reconocido de “Condiciones técnicas de los procedimientos para la evaluación de la eficiencia energética de los edificios”.
    • Reduciendo al mínimo el consumo de energía. La industrialización de nuestro proceso constructivo disminuye el número de transportes de materiales a obra con el consiguiente ahorro de recursos que eso supone
    • Optimizamos la utilización de materiales sin producir apenas desperdicios.
    • Minimizando la producción de escombros o residuos gracias a nuestro sistema de construcción en seco.
    • Empleando materiales reutilizables y reciclables como la madera.
    • Ahorrando en el consumo energético. Gracias a sus aislantes y fachada ventilada, conseguimos en nuestras viviendas una importante disminución de las transmisiones térmicas tanto en verano como en invierno.

    Todas nuestras construcciones cumplen el Código Técnico de la Edificación (CTE) y las normas de habitabilidad. Nuestro sistema cuenta además con certificados de calidad en todos los materiales y ofrecemos una garantía de diez años conforme se indica en la ley 38/1999 de ordenación de la edificación.

    La aparición de la construcción prefabricada supuso una serie de ventajas de gran importancia al acortarse los tiempos de ejecución y aumentar el control de la obra. 

    Casas pasivas en Cantabria

    Casas pasivas en Cantabria

    La clave del éxito de la construcción industrializada reside en que se realizan en fábrica la mayor parte de los trabajos de construcción, desde el primer perfil estructural hasta el último detalle de acabado, con lo que se consigue una mejora en los tiempos de ejecución, mayor control del proceso y calidad del producto terminado.

    La industrialización implica un proceso seriado del mismo modo que se lleva a cabo en la fabricación de un coche o cualquier otro producto industrial, esto no significa que todas las casas deban ser iguales, el diseño de cada casa puede ser único personalizándose al gusto y necesidades de cada cliente.

    El uso de materiales técnicamente avanzados y un sistema constructivo definido, hacen posible un control exhaustivo del proceso de construcción y un testeo máximo de la calidad de los materiales y acabados, lo que nos permitirá garantizar la durabilidad y eficiencia de nuestras casas.

    Otro de los aspectos clave al construir una casa industrializada, es que se cuida al máximo la fase de proyecto, coordinándose el personal técnico de fábrica con el arquitecto del cliente. Esta coordinación permitirá que los cambios durante su fabricación sean mínimos o inexistentes, todo debe quedar cerrado, decidido y claro en la fase previa a producción. Centralizar todo el trabajo en la fábrica implica una serie de ventajas logísticas que hacen posible la rapidez de la construcción, todo el proceso de fabricación está mecanizado, esto quiere decir que al igual que en el resto de sectores industriales, los procesos de construcción están pensados y programados para que se realicen mecánicamente con personal cualificado.

  • En la construcción tradicional son frecuentes los retrasos, bien por consecuencia de las inclemencias del tiempo, por bajas laborales de los operarios, por retrasos en los suministros de material, causados por el personal subcontratado o entre los distintos oficios de la construcción. Evitando estos problemas conseguiremos reducir sustancialmente los plazos de ejecución de la obra, garantizándose un acabado de altísima calidad y un diseño personalizado para cada cliente.
  •  Estas casas pasivas en Cantabria ayudan a ahorrar en el consumo energético gracias a sus aislantes y su fachada ventilada que proporciona una disminución importante de las transmisiones térmicas, mejorando el aislamiento de la vivienda tanto en verano como en invierno. Puede saber mas en www.solamaza.es

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Las ayudas de fachadas se incrementarán entre un 33 y un 50 %, según el tipo de trabajos necesarios, y las de ascensores se graduarán en función del número de plantas, aumentando también el límite máximo de ayuda.

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

La Junta de Gobierno Local de Santander ha aprobado este martes una modificación de las ordenanzas municipales de ayudas para la rehabilitación de fachadas e instalación de ascensores con el fin de aumentar los importes de la subvención, simplificar la tramitación y suprimir la incompatibilidad con ayudas de otras administraciones.

Entre otras novedades, se plantea elevar entre un 33 y un 50 % las ayudas para la rehabilitación de fachadas según el tipo de trabajos necesarios, y graduar las de ascensores en función del número de plantas, aumentando también el límite máximo de ayuda, según ha destacado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz.

El objetivo de esta modificación, que deberá continuar ahora su tramitación de cara a su aprobación definitiva, es “incentivar aún más” a las comunidades de propietarios para favorecer el adecuado mantenimiento y conservación de los edificios catalogados y para mejorar la accesibilidad en edificios preexistentes que carezcan de ascensor.

Tras la aprobación de la nueva redacción de las ordenanzas en la Junta de Gobierno se abre un plazo para que los grupos puedan plantear enmiendas al texto.

Después, las enmiendas se tratarán en comisión informativa y a continuación las ordenanzas se elevarán al pleno para su aprobación inicial, tras lo cual se someterán a información pública.

Si durante el proceso de exposición pública se registran alegaciones, éstas serán examinadas y resueltas antes de llevar de nuevo las ordenanzas al pleno para su aprobación definitiva. En caso contrario, si no hubiera alegaciones, las nuevas ordenanzas quedarán automáticamente aprobadas tras el proceso de información pública.

Novedades en las ayudas de fachadas

La modificación de la ordenanza de ayudas para la rehabilitación de fachadas de edificios catalogados introduce como principal novedad el incremento del importe que se podrá conceder, tanto para las obras del grupo general (revocos, enfoscados, pintura, arreglo de balcones…) como para las del grupo especial (recuperación de elementos arquitectónicos y arreglos que requieran mayor especialización).

Así, las ayudas para los trabajos del grupo general aumentarán un 50 por ciento (de 60 euros por metro cuadrado de fachada en la actualidad, a 90 euros en la nueva ordenanza) y las destinadas a trabajos especiales crecerán un 33 % (de 90 a 120 euros por metro cuadrado).

En cuanto al presupuesto mínimo de la obra para poder solicitar ayuda, se elevará a 6.000 euros, con el fin de actualizar este baremo, que se había quedado “obsoleto” con el paso de los años, según ha precisado Díaz, quien ha resaltado que en la totalidad de las ayudas concedidas desde 2007 el presupuesto supera esos 6.000 euros.

Cambios en las ayudas para ascensores

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Por lo que respecta a las ayudas para la instalación de ascensores en edificios preexistentes, se aumenta el máximo de ayuda que se podrá conceder, que actualmente se sitúa en el 15 por ciento del presupuesto total de la obra y con la modificación podrá llegar al 20 por ciento.

Además, se modifica la forma de calcular la subvención, graduándola en función del número de plantas del edificio, y se introduce un nuevo tipo de ayuda para aquellos casos especiales de Ayudas para fachadas y ascensores en Santander  que no encajan en las dos modalidades actuales (ascensor interior o exterior), en los que se tiene que optar por modificar la escalera y sacar parte de ésta al exterior.

Según ha indicado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, en la ordenanza actual se prevén dos tipos de ayudas: para ascensores interiores, con una subvención máxima de 6.750 euros por obra; y para ascensores exteriores, con una ayuda de hasta 9.000 euros.

Con la modificación se propone introducir un tercer tipo de ayuda y otorgarlas en todos los casos en función del número de plantas, de tal manera que se concederían 2.250 euros por planta para ascensores interiores; 3.000 euros por planta para los exteriores; y 3.750 euros por planta para los casos especiales.

Teniendo en cuenta que desde que existe esta ordenanza todas las ayudas concedidas son para ascensores de al menos cuatro plantas, esto significa que, en la práctica, la ayuda mínima también aumenta con el cambio, ya que un edificio de cuatro plantas podrá recibir una ayuda de hasta 9.000 euros para instalar un ascensor interior (ahora el máximo es 6.750 euros independientemente del número de plantas) y hasta 12.000 euros si es exterior (9.000 euros máximo en la actualidad).

Supresión de incompatibilidad con otras ayudas

Además, tanto en las ayudas para la rehabilitación de fachadas como en las destinadas a la instalación de ascensores se suprimirá la incompatibilidad de estas ayudas municipales con las de otras administraciones, tal como ha agregado Díaz, quien ha recordado también que este tipo de obras en el Ayuntamiento de Santander están exentas del pago de la tasa de licencia de obra y cuentan con una bonificación del 75 por ciento en el impuesto de construcciones.

Asimismo, con la modificación de las ordenanzas en ambos casos se incluirá entre la documentación que deberán presentar los solicitantes el informe de evaluación del edificio que exige la normativa autonómica para todos los inmuebles de más de 50 años de antigüedad.

Del mismo modo, se plantea que las actualizaciones futuras en las cuantías de las ayudas y el presupuesto mínimo, fruto de la evolución de las tramitaciones o de la coyuntura económica, se puedan realizar por la Junta de Gobierno Local para simplificar la tramitación y no tener que abordar una modificación de la ordenanza.

En el caso de las ayudas de ascensores, también con el ánimo de agilizar la tramitación y atendiendo a los criterios de los técnicos, se propone elevar directamente los expedientes de concesión de ayuda a la Junta de Gobierno, sin el trámite previo de dación de cuenta en comisión informativa, para no retrasar la resolución.

La inversión movilizada multiplica por 9 las ayudas

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander

Díaz ha reiterado que el objetivo de todos estos cambios es mejorar unas ayudas que han dado buenos resultados a lo largo de los años, tanto para la mejora de la accesibilidad de los inmuebles, como para contribuir a la conservación del patrimonio arquitectónico y a la movilización de inversión privada.

En este sentido, ha destacado que por cada euro de ayuda concedido se ha inducido una inversión de casi 9 euros en la ciudad.

Desde que se implantaron las ayudas para la rehabilitación de fachadas en el año 1992 hasta finales de 2016 se han otorgado 499 ayudas por importe superior a los 3 millones de euros.

Y desde 2007 –fecha en la que se empezó a incorporar en los expedientes el presupuesto total de la obra- han sido 122 ayudas por valor de 923.420 euros, para una inversión total de 8.126.080 euros, lo que supone 8,80 euros invertidos por cada euro de ayuda.

En el caso de las ayudas para la instalación de ascensores, creadas en 2007, se han concedido desde entonces 74 ayudas por importe de 553.417 euros, para un presupuesto total de 4.715.375 euros, lo que equivale a 8,50 euros de inversión por cada euro de ayuda.

Díaz ha resaltado también que el Ayuntamiento santanderino ha venido haciendo un esfuerzo importante en los últimos años para incrementar los fondos destinados a estas ayudas, que se han duplicado en los dos últimos ejercicios, pasando de 200.000 euros en 2015, a los 400.000 euros presupuestados este año.

Ayudas para fachadas y ascensores en Santander Tambien puedes visitarnos en www.solamaza.es

 

Errores en trabajos verticales

Errores en trabajos verticales:

www.solamaza.es

http://www.granvertical.com/

Errores en trabajos verticales

Errores en trabajos verticales

Errores en trabajos verticales

Trabajar colgado de una cuerda es una actividad perfectamente segura si se respetan una serie de pautas de seguridad claramente establecidas. Traspasar la delgada línea que convierte un trabajo con garantías en un juego de azar depende en última instancia de nosotros mismos. Éstos son sólo algunos errores que nunca nos deberíamos permitir. https://gruposolamaza.com/

1. Trabajar con una sola cuerda 

Si existe un rasgo diferenciador entre los trabajos verticales y actividades deportivas como la escalada, la espéleo o el barranquismo, ése es el uso sistemático de dos cuerdas, una como medio de acceso y otra como sistema de seguridad (no confundir con las cuerdas “dobles” usadas en escalada clásica y alpina).

Aparte de ser un requerimiento establecido por todas las asociaciones profesionales de trabajos verticales en Europa es, además un requerimiento legal ineludible establecido por la Directiva 2001/45/CE.

En efecto, esta Directiva establece que El sistema constará como mínimo de dos cuerdas con sujeción independiente, una como medio de acceso, de descenso y de apoyo (cuerda de trabajo) y la otra como medio de emergencia (cuerda de seguridad).

El punto 4.4.2 de esta Directiva aclara no obstante que en circunstancias excepcionales en las que, habida cuenta de la evaluación del riesgo, la utilización de una segunda cuerda haga más peligroso el trabajo, podrá admitirse la utilización de una sola cuerda, siempre que se justifiquen las razones técnicas que lo motiven y se tomen las medidas adecuadas para garantizar la seguridad.

Rara vez el uso de una sola cuerda puede hacer el trabajo más seguro, pero esas situaciones existen. Por ejemplo, en determinados taludes, el uso de una segunda cuerda puede aumentar el riesgo de desprendimiento de rocas por encima del trabajador.

Errores en trabajos verticales.

En cualquier caso, debes tener presente que si decides utilizar una sola cuerda deberás ser capaz de aportar una justificación técnica sostenible y hacerte responsable de ella.

Errores en trabajos verticales

Errores en trabajos verticales

2. Elegir la protección anti roce equivocada

Cualquier profesional de los trabajos verticales lo sabe: el corte de cuerda es el punto más crítico de la cadena de seguridad y, muchas veces, el que menos se tiene en cuenta. De nada sirve instalar anclajes a prueba de bombas, hacer repartos de carga sobredimensionados o ser experto en rescates en situaciones complejas: equivocarse en la selección de la correcta protección anti roce es un error que puede acarrear gravísimas consecuencias.

Hace un par de años IRATA publicaba un informe con las conclusiones sobre el accidente que costó la vida un joven técnico cuando estaba trabajando en una plataforma en alta mar. IRATA publico un video en el que reproducía las condiciones del accidente: ver el fallo de las cuerdas en apenas 3 movimientos pendulares sobre un borde metálico pone realmente los pelos de punta.

Una correcta planificación de protección anti roce debería pasar siempre por la siguiente jerarquización de los riesgos:

  1. Identificar los riesgos: ¿Existen bordes abrasivos o cortantes? ¿Superficies calientes o corrosivas? ¿Puede el viento desplazar las cuerdas hacia estos bordes/superficies? ¿Trabajamos con herramientas de corte o que producen calor, como radiales y sopletes?
  1. Eliminar el riesgo: ¿Podemos retirar el elemento abrasivo/cortante/caliente? ¿Cabe la posibilidad de ejecutar la tarea otro día en que no haya viento? ¿Puedo realizar los trabajos con radial/soplete/equipo de soldar en el suelo?
  1. Evitar el riesgo: si no podemos eliminar el riesgo, tendremos que evitarlo, es decir, instalar las cabeceras de manera que la cuerda no entre en contacto con las zonas de riesgo:
  • Eligiendo puntos de anclaje alternativos
  • Desviandolo mediante triangulación
  • Desviando mediante desvío
  • Desviado mediante fraccionamiento
  1. Sólo si no podemos evitar el riesgo, como último recurso elegiremos la protección de la cuerda como sistema de protección anti roce eligiendo el dispositivo más adecuado: protector textil, metálico, bypass, etc..

    3. No cerrar el seguro de un mosquetón

  2. Uno de los Errores en trabajos verticales más frecuentes a la hora de instalar sistemas de protección contra caídas, sean del tipo que sean, es no comprobar el seguro de los conectores. Dejarse un mosquetón con la rosca abierta puede parecer poca cosa pero, en determinados casos, puede tener graves consecuencias.Durante la detención de una caída, el impacto puede generar oscilaciones en la cuerda que, en el peor de los casos, puede hacer que ésta trabaje directamente sobre el gatillo: si éste está abierto, la probabilidad de que la cuerda se salga del mosquetón aumenta considerablemente.Otro ejemplo son las vibraciones que se producen en el mosquetón durante la caída. En ausencia de rosca, el gatillo registra rápidos movimientos de apertura/cierre hasta que se produce el impacto final. Si en ese momento el gatillo está abierto, la resistencia del mosquetón pasa de unos 22-24 kN (2.200-2.400 kg) a valores que, en la mayoría de los modelos, no superan los 6 kn ¿Acaso no merece la pena hacer una—sencilla— comprobación previa al inicio de los trabajo.

    4. No tener en cuenta la meteorología

    Hace unos años, cuatro trabajadores rusos fueron sorprendidos por una tormenta a siete pisos del suelo cuando estaban limpiando los cristales de un edificio de 140 metros y, para cuando quisieron reaccionar, sus cuerdas se habían enredado de tal forma que les resultó imposible ni subir ni bajar. Murieron los cuatro…Accidentes trágicos como éste deben servirnos para no cometer los mismos errores. La directiva 2001/45/CE es clara en este punto: Los trabajos temporales en altura sólo podrán efectuarse cuando las condiciones meteorológicas no pongan en peligro la salud y la seguridad de los trabajadores.Este punto es especialmente importante: tanto las temperaturas extremas, como la lluvia y especialmente el viento pueden poner en peligro la vida del trabajador expuesto y es imprescindible tenerlos en cuenta en la planificación de los trabajos.¿Se puede trabajar con viento? ¿Y con lluvia? Ahí van algunas recomendaciones:

    • No dudes en detener los trabajos si sopla mucho viento. Recuerda que en última instancia tú eres el máximo responsable de tu seguridad. La velocidad del viento es relativa: 30km/h puede ser aceptable en tiradas cortas (un edificio de 3 plantas por ejemplo) pero inasumible en una chimenea de 200 m en una central térmica. Desde el punto de vista legislativo y normativo no se ha establecido una velocidad máxima a partir de la cual deban suspenderse los trabajos. Sí que encontramos en cambio pautas claras en determinados procedimientos, como por ejemplo el de la asociacion española(AEE) que, como norma general, establece una velocidad máxima para realizar trabajos verticales en aerogeneradores de 12 m/s.
    • Si llueve no te cuelgues o espera a que amaine. ¡Los descensores se llevan muy mal con las cuerdas mojadas! Tener que realizar un rescate sobre cuerdas mojadas tiene también su miga…
    • Si se aproxima una tormenta, quizás no sea buena idea que estés colgado de una antena de 50 metros en campo abierto o que te encuentres recogiendo cuerdas sobre la nacelle de un aerogenerador. Planifica los tiempos para que no te pille desprevenido.
    • En verano, en la medida de lo posible planifica tu jornada para colgarte siempre a la sombra o evitando los trabajos más duros en las horas centrales del día. El calor es uno de los principales riesgos que amenazan tu seguridad. Un simple mareo es una situación fácilmente manejable en el suelo pero puede desembocar en una situación que requiere una evacuación urgente de la víctima si está suspendida de una cuerda. Recuerda los riesgos derivados del sindrome del arnes.
    • 5. No hacer un nudo de final de cuerda

    • El nudo de final de cuerda no tiene otra función que la de evitar que nos salgamos del sistema en caso de quedarnos cortos de cuerda. Las primeras cosas que se enseñan cuando se aprende a montar cabeceras: cuerdas hasta el suelo (lo ideal es que no lleguen a tocar) y nudo final en todos los casos.En efecto, este nudo actúa como sistema de seguridad redundante en caso de que cometamos un error, como por ejemplo quedarnos cortos de cuerda por fraccionar o desviar una cuerda que antes sí llegaba al suelo.El nudo más utilizado para estos casos es el bien llamado remate de cabo. Es un nudo muy similar al pescador doble o triple con la diferencia de que se realiza con un solo cabo. Es importante hacerlo a al menos 50 cm del final y apretarlo bien para evitar que “corra” y pueda deshacerse.Otra buena costumbre es hacer un segundo nudo a 1 metro del remate de cabo. De esta forma, al hacer tope con nuestra mano mientras descendemos, nos detendremos mucho antes del final de cuerda evitando un buen susto.
      Errores en trabajos verticales

      Errores en trabajos verticales

      6. No realizar comprobaciones de los sistemas de seguridad

    • Si hay algo con lo que me gusta ser insistente con mis alumnos es con el tema de las comprobaciones previas al inicio de los trabajos: nudos, anclajes, aparatos, configuración del arnés, roscas de mosquetones, protectores de cuerda, etc, todo debe comprobarse siempre dos veces antes de colgarse.

      Cabeceras y sistemas de seguridad

      En equipos con estructura IRATA/ANETVA o similar, la comprobación de todos los sistemas de seguridad —incluidos los EPI de los miembros del equipo— son, en última instancia, responsabilidad del jefe de equipo o supervisor. Éste es uno de sus cometidos más importantes y, aquí, es especialmente importante ser riguroso.

      La comprobación de los sistemas no sólo ha de hacerse por la mañana antes de colgarse por primera vez, sino cada vez que vayamos a hacerlo. Si, por ejemplo paramos para comer y salimos de las instalaciones donde estamos trabajando, es imprescindible volver a chequear todo el sistema. A mí han llegado incluso a “desaparecerme” mosquetones instalados en la cabecera… es la unica manera de evitar Errores en trabajos verticales

      Comprobaciones entre compañeros

      Otra muy buena costumbre es llevar a cabo un chequeo visual del equipo del compañero. Es lo que en inglés se conoce como Buddy Check —algo así como chequeo entre compañeros— Y es que resulta mucho más fácil detectar errores en un equipo que tengamos frente a nosotros que en el que llevamos puesto.

      Las comprobaciones mínimas deberían ser:

    • Arnés: colocación, ajuste, hebillas…
      Mosquetones: roscas y correcta colocación.
      Casco: cierre y ajuste.
      Dispositivos: presencia de TODOS los dispositivos que conforman el equipo mínimo: descensor, anticaídas deslizante, bloqueador de mano/pecho, cabo de anclaje.
    • Errores en trabajos verticales

      Errores en trabajos verticales

      7. No disponer de un plan de rescate

    • Por último, uno de los aspectos más descuidados en la planificación de los trabajos: el plan de rescate. Lo vemos todos los días: trabajadores que se suben a una cubierta solos, o bien acompañados pero sin disponer del material adecuado ni de la formación en rescate necesaria, técnicos verticales con experiencia en trabajos en suspensión pero sin formación ni entrenamiento en técnicas de evacuación de víctimas en suspensión, técnicos de telecomunicaciones que acceden a una torre perdida en el monte que jamás han oído hablar del síndrome del arnés…
    • Los ejemplos abundan.Porque no podemos olvidar que la necesidad de planificar una situación de emergencia —ya sea en altura o no— es una obligación legal:Ley 31/95: el empresario deberá analizar las posibles situaciones de emergencia y adoptar las medidas necesarias en materia de primeros auxilios, lucha contra incendios y evacuación de los trabajadores (…)
      • PERSONAL:

      • El citado personal deberá poseer la formación necesaria, ser suficiente en número y disponer del material adecuado, en función de las circunstancias antes señaladas.Directiva 2001/45/CE: El trabajo deberá planificarse y supervisarse correctamente, de manera que, en caso de emergencia, se pueda socorrer inmediatamente al trabajador. Esto implica, en el 99% de los casos, la necesidad de contar con la presencia de una segunda persona con capacidad técnica y recursos materiales para llevar a cabo un rescate.EN 363:2008: Siempre cuando se inicia un trabajo en altura, debería existir un plan de salvamento in situ.EN 365: en las instrucciones del EPI se debe reflejar la necesidad de tener un plan de rescate.Por supuesto, cada plan de rescate debe ser específico a cada situación. Éste puede abordarse desde distintas perspectivas: identificar los riesgos específicos de la tarea a ejecutar, elegir la correcta disposición y longitud de las cuerdas, gestionar correctamente los recursos materiales, optimizar la organización del equipo humano, instalar sistemas desembragables, definir los canales y sistemas de comunicación, dominar la técnica… El objetivo de todo ello es claro: ¡cero accidentes!
      • Errores en trabajos verticales